Descubre nuestras recetas

Suscríbete al boletín de las novedades:

 

Menta

Menta

Usos culinarios:

La menta es aromática, su perfume fuerte, dulzón aunque fresco se reconoce al instante. Su gusto es agradable, cálido y picante, con un refrescante regusto.
Además del conocidísimo té a la menta que tanto gustan los países árabes, la menta es un magnífico aderezo de ensaladas, sopas, salsas y potajes. Se usa para acompañar el cordero asado y los iraníes la mezclan con yogur y pepinos para hacer una salsa muy refrescante. También está presente en multitud de recetas de legumbres: las habas con la menta son deliciosas. Se utiliza tanto fresca como seca ya que no pierde su aroma.

Usos medicinales:

Como todas las mentas contiene aceites mentol, mentona, acetato dementil y flavonoides. Calmante para el estómago, es útil en el síndrome de vejiga irritable y espasmos de los músculos del intestino y colon. También se utiliza para dolores de cabeza, en especial por tensión nerviosa.